NOTICIAs


UNA RELACIÓN DURANTE DOS MESES ES SUFICIENTE PARA APLICAR EL TIPO DEL ART.153 CÓDIGO PENAL: DELITO DE MALTRATO EN EL ÁMBITO FAMILIAR
 

El Juzgado de lo Penal Nº 2 de Vigo dictó Sentencia con fecha 16 de Octubre de 2012 en la que condenó al acusado como autor de un delito de maltrato en el ámbito familiar previsto y penado en el art. 153.1.3 del Código Penal a la pena de 6 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de duración de la pena, prohibición del derecho a la tenencia y porte de armas durante 2 años y prohibición de aproximación a menos de 100 metros de la víctima , tanto respecto de su persona como de su domicilio, centro de trabajo o lugar en que se encuentre y prohibición de comunicación con esta, tanto directamente como a través de terceras personas, por cualquier medio de comunicación, informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual por un periodo de 1año y 9 meses y como autor de una falta de vejaciones prevista y penada en el art. 620.2 del Código Penal a la pena de 4 días de localización permanente y al abono de las costas procesales. En concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar a la perjudicada en la cantidad de 120 euros". El acusado recurrió en apelación siendo desestimado el recurso en todos y cada uno de sus pedimentos. La Audiencia Provincial de Pontevedra entre otros fundamentos indica que no existe ninguna duda respecto a la existencia de una relación sentimental entre agresor y víctima que va más allá de la simple amistad, por corta que hubiere sido; la víctima refirió que fueron pareja durante dos meses, que aunque no vivían en el mismo domicilio se veían prácticamente a diario, y que después de esos dos meses, se siguieron viendo varias veces al mes. La existencia de tal relación sentimental, se insiste, negada por el recurrente, se ha visto confirmada, si quiera periféricamente, -en contra de lo que se dice por el apelante-, por el testimonio de una amiga de la perjudicada, quien afirmó que al apelado se lo presentó una amiga común, y que víctima y acusado estuvieron juntos aunque no eran una pareja al uso porque ella estaba muy enamorada y él hacía lo que quería. Sin duda, la relación sentimental a la que alude el tipo delictivo aplicado, existió, y la acción del acusado merece el reproche penal de que ha sido objeto en la instancia y que ahora se confirma. La Audiencia Provincial modifica la pena impuesta en base al Acuerdo del Pleno de la Sala Segunda del Tribunal Supremo de 27/11/07, siendo esta de nueve mese de prisión y añade que resulta improcedente la imposición de la pena de trabajos en beneficio de la comunidad, pues, al margen de otras consideraciones, la misma ha de quedar reservada para los supuestos de escasa entidad, y no es el caso, ello, sin perjuicio de que se pueda instar la sustitución de la pena en trámite de ejecución de sentencia.


Diseño web